zocalo-los-pocitos


La villa veraniega de Los Pocitos, es otro de los diversos atractivos que la Costa Atlántica de la Comarca tiene para ofrecer. Situada a unos a 80 Km de Carmen de Patagones, el acceso al balneario se logra por Ruta Nacional Nº 3, y luego de transitar a través del mismo camino de ripio que llega hasta Bahía San Blas (destino que se encuentra a unos 20 Km de la villa).
Fundada el 23 de Abril de 1959, esta localidad nace como un balneario para los residentes urbanos y rurales de la zona. La existencia de unos cinco pozos de agua con una capacidad para más de doscientos litros, dieron nombre al lugar. Además de su frondosa vegetación, en sus costas se destaca la presencia de marismas, humedales, canales, playas de arena y dunas. En el lugar, algunas familias de pescadores artesanales reproducen las técnicas heredadas de sus antepasados. Este tipo de pesca utiliza técnicas tradicionales que minimizan el impacto sobre el ambiente natural. En este sentido, la declaración de Reserva Natural de Usos Múltiples protege la biodiversidad de este espacio, permitiendo a su vez, la pesca artesanal y deportiva.

En el Balneario Los Pocitos la pesca -tanto de costa como embarcado- representa el principal producto del destino. Sus aguas tranquilas resultan ideales para aquellas personas que quieran embarcarse sin sufrir las contingencias del mar abierto. La tranquilidad del océano está dada por su posición estratégica en plena bahía anegada, protegida por las islas de Los Césares, Gama y Flamenco.
A los largo de sus playas se encuentran los bancos de ostras más extensos de la región (Crassostrea gigas). Este recurso -codiciado a nivel internacional- constituye uno de los elementos más representativos no solo de la gastronomía local, sino del destino en general. En relación a esto es que se celebra desde el año 2008 la Fiesta Provincial de la Ostra.
Con respecto a la infraestructura y el equipamiento, la villa cuenta con diferentes servicios básicos como agua potable, sala de primeros auxilios y tendido eléctrico. Los visitantes que lleguen al lugar podrán encontrar además, varias despensas, hostería, departamentos de alquiler, un muelle para pescadores y un camping municipal que posee fogones y baños públicos. 


temporada-2017-los-pocitos



EL ACCESO A LOS LOS POCITOS

El acceso se logra en primera instancia por la Ruta Nacional Nº 3 hasta el Km. 918, lugar donde se encuentra emplazada la nueva rotonda. Desde allí, tras recorrer unos 40 Km. por camino de ripio consolidado, se llega a la villa balnearia. El estado general de este trayecto es óptimo debido a que periódicamente se realizan trabajos de mantenimiento sobre la calzada.

La villa cuenta con una población estable de aproximadamente 60 habitantes. Este número se incrementa considerablemente durante los meses del verano como consecuencia de la afluencia de turistas y recreacionistas, motivados principalmente por la pesca deportiva y la posibilidad de disfrutar de sus tranquilas playas.

La villa veraniega forma parte de la “Reserva Natural de Usos Múltiples Bahía San Blas”, establecida por la Ley Provincial 12.788. Esta zona corresponde a un humedal de unas 16.000 hectáreas compuestas por un conjunto de islas, entre las que se encuentran: la Isla del Jabalí, la Isla de los Cesares, la del Sur, Flamenco, Gama, y otras menores.

Es bien conocida la importancia ecológica de estas marismas, es por ello que dichos ambientes fueron comúnmente llamados por celebres ecólogos “Nursery”, ya que la pradera que forma la spertina sirve de cuna para diversas especies ictícolas de importancia. Más aún, está fuertemente comprobado que estos ambientes son considerados “imput” de riqueza al mar adyacente, ya que la spertina es una fuente de detrito orgánico que fertiliza las aguas para ser aprovechado y transformado por la cadena trópica.

Este privilegiado ambiente natural es utilizado para la nidificación y migración de aves playeras, especialmente para la Gaviota de Olrog Larus Atlanticus - gaviota cangrejera -, especie endémica y amenazada. La reserva también significa un importante área para la reproducción del Delfín Franciscana o Delfín del Plata (Pontoporia Blainvillei), siendo el cetáceo más amenazado del Atlántico Sur.


foto-ubicacion-los-pocitos

 


FIESTAS POPULARES - LA FIESTA DE LA OSTRA

Esta celebración fundada en el año 2008, tiene lugar el segundo sábado de Enero y representa uno de los acontecimientos programados más representativos de la localidad. El evento es promovido por la “Agrupación Jóvenes por los Pocitos” y consta de cena- baile, elección de la reina, degustación de platos en base a la ostra y de un baile popular amenizado por grupos musicales de la región. 


 

Un poco de historia

Dentro del cúmulo de tradiciones locales, Los Pocitos se destaca por aquellas cuyas raíces se encuentran profundamente arraigadas en la gastronomía local, más precisamente en las ostras y demás frutos del mar. Con respecto a este particular molusco y desde hace ya varios años, la actividad ostrícola comenzó a manifestar un exponencial crecimiento convirtiéndose actualmente, en uno de los símbolos más representativos de la localidad.

El notable protagonismo adquirido la ha posicionado hoy en día como una de las prácticas de mayor incidencia sobre el balneario, tanto económicamente como desde el punto de vista socio-cultural. Fue a partir de esta intensa actividad económica que un grupo de vecinos decidió -en el año 2008- comenzar a realizar la popular “Fiesta de la ostra”. Para el logro de este objetivo, se aglutinaron distintas organizaciones como la Comisión de Fomento, la UTE Patagonia Ostrícola y la agrupación Jóvenes por Los Pocitos. Los platos de ostras representan una constante en la dieta de los pobladores foráneos, por lo que la variedad y calidad en la manutención del molusco, encuentra en Los Pocitos un atractivo más que interesante para los visitantes.

Otra de las costumbres propias del Balneario se relaciona estrechamente con la práctica de la pesca, tanto artesanal como deportiva. Con respecto a esta última, diariamente se pueden apreciar sobre el muelle a diferentes grupos de pescadores locales y de distintos puntos de la región. Este tipo de instalaciones se posiciona en la praxis como uno de los espacios más utilizados por los turistas durante la temporada estival.